Desde la delegación de Medio Ambiente del Ayuntamiento se recuerda que las autorizaciones de quema de rastrojo otorgadas por el Consistorio hasta el 30 de abril de 2020, quedan suspendidas hasta pasado el estado de alarma decretado, con el fin de evitar riesgos innecesarios.

Según comentó la edil responsable del área, Laura López: «debemos ser extremadamente prudentes con todo lo que hacemos en esta etapa de confinamiento y el realizar tareas como la quema de rastrojo es un peligro que se puede convertir en muy grave, en el caso de que se descontrole. La prioridad es no salir de casa».


Un posible fuego u otro accidente de ese calibre supondría tener que movilizar un dispositivo que está en otras tareas más importantes.

Fuente: Ayuntamiento de Manilva

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here