El Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) ha elevado de tres a cuatro años la pena de cárcel al administrador único de una inmobiliaria por un delito continuado de estafa al ofrecer alquileres de viviendas en la Costa del Sol sin permiso de sus dueños y quedarse con el dinero de las reservas de 14 afectados.

La empresa -situada en Manilva- fue condenada a pagar una multa de 18.000 euros y esa sociedad y el administrador único deben indemnizar a los afectados con cantidades que oscilan entre 290 y 1.000 euros según los casos.

La sentencia considera probado que, «aparentando una seriedad y solvencia de la que carecía y, guiado por un ánimo de enriquecimiento injusto, ofrecía a través de la web ‘Mil Anuncios’ los alquileres de distintas viviendas en la Costa del Sol sin conocimiento ni autorización de sus propietarios».

Cuando los interesados en alquilar las viviendas ofertadas se ponían en contacto con él, se les transmitía un documento de reserva con los datos bancarios para la reserva. Como en realidad no disponía de inmueble alguno, el día anterior e, incluso, la misma noche del día en que los interesados debían ocupar la vivienda arrendada, el condenado «les comunicaba, vía Whatsapp, que, por circunstancias sobrevenidas, no podían ocupar la vivienda», quedándose así con el dinero de la reserva.

 


Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here