El alcalde de Manilva, Mario Jiménez, ha trasladado al Jefe de la Policía Local, Juan Montero, la necesidad de extremar la vigilancia en todos y cada uno de los rincones del término municipal en estos días tan cruciales en la lucha contra la pandemia.
El regidor local ha activado un plan consistente en la vigilancia de las calles, haciendo hincapié en el control de los posibles tránsitos nocturnos, reuniones familiares o de amigos que no cumplan con la normativa vigente.
A esas personas que no cumplan con lo establecido y por tanto, arriesguen la salud de la ciudadanía, serán sancionadas de forma contundente, ya que según comentó el primer edil: “Esta situación es muy seria. Hablamos de vidas humanas y de ponerlas en riesgo con actitudes irresponsables, y no vamos a consentir bajo ningún concepto que siendo conscientes de la situación en la que nos encontramos, se salten las medidas adoptadas”, finalizó.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here