El presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, ha querido dejar claro este jueves que la posible «cierta relajación en las limitaciones de la movilidad» que espera que se pueda acordar de cara a la próxima Navidad no podrá traducirse también en una «relajación en la actitud de los ciudadanos», porque dicha época festiva es «un enorme peligro de contagio y recontagio» de Covid-19.

En respuesta a preguntas de los periodistas en Pozoblanco (Córdoba), en el transcurso de una visita a las obras de reforma del Hospital Comarcal Valle de los Pedroches, Moreno ha insistido en señalar que la Junta cree que las medidas que se vayan a adoptar de cara a la Navidad deben acordarse «más cerca» de esa fecha, de la que aún queda un mes, según ha recordado.

«Necesitamos más tiempo para saber cómo evoluciona la pandemia y cuál es su nivel de incidencia en Andalucía», según ha argumentado Moreno antes de añadir que «tenemos que tomar las medidas más certeras posibles y, para intentar acertar en esas decisiones, tenemos que estar lo más próximo posible a la Navidad».

Por tanto, el presidente andaluz ha reiterado que por parte de la Junta van a «esperar al 10-11 de diciembre, para que sepamos en las ocho provincias el impacto y la evolución de la pandemia y, en función de eso, tomaremos medidas que serán más restrictivas si la pandemia no ha alcanzado» cotas «razonables», y «podrán ser un poquito más abiertas si alcanzamos entre todos, con la responsabilidad» ciudadana, «un nivel de contagio y de incidencia hospitalaria mucho menor del que tenemos ahora», según ha abundado.


Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here