Tal y como recoge el mural dedicado en el pabellón de las Viñas a uno de los máximos exponentes del deporte local, Rogelio Pascual, éste extraordinario escalador No tiene límites.

A sus 48 años, ha hecho de su cuerpo una extensión de la roca que se solapa a ella para conseguir, una y otra vez, superarse, si es que eso es posible.

En este caso, hablamos de una de las vías más duras para un escalador, un 8c, completada en la vecina localidad de Casares.

Cabe recordar que en las diferentes modalidades de esta disciplina deportiva, los escaladores gradúan las vías basándose en diferentes factores como dificultad técnica, peligro, exposición, dificultad para asegurarse.

Este gran logro es el cuarto de su carrera y pone el nivel actual del manilveño para afrontar otro año de competición. Un nuevo colofón que engrandece su figura, siendo una referencia para el mundo del deporte.

Desde el Ayuntamiento de Manilva, en la figura del concejal de Deportes, Manolo Gil, se le desea mucha suerte en las competiciones.


Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here