Las fuertes lluvias y viento de los últimos días vuelve a dejar una estampa ya conocida en el litoral de Manilva y Sabinillas con sus playas cubiertas de cañas y matorral.

El alcalde, Mario Jiménez y la concejala de Playas, Eva Galindo, han recorrido esta mañana la zona para comprobar los posibles daños causados por la tromba de agua. Afortundamente, salvo la acumulación de cañas, no ha habido ningún otro contratiempo que destacar.

Los areneros de Arroyo Perales y Sabinillas Park están limpios y han funcionado bien evitando problemas, al igual que el arroyo del Castillo y el resto de desembocaduras.
La concejalía de Playas se ha comprometido a actuar de inmediato para garantizar una Semana Santa con las playas en perfectas condiciones. Mañana mismo comenzarán los trabajos de limpieza y acondicionamiento.

 


Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here